15% DE BONIFICACIÓN DIRECTA EN ACCENDIS Y JOVOY EN COMPRAS SUPERIORES A 5 MIL PESOS CÓDIGO MPMAR (2 AL 8 DE MARZO)
Carrito de compras

Acerca de

Sarah Baker


ARTE OLFATIVO

Sarah Baker crea fragancias boutique de lujo que realmente pueden presumir de ser arte. La artista y directora creativa Sarah Baker trabaja en estrecha colaboración con las narices más atrevidas e innovadoras del mundo, todas ellas nombradas en cada botella, en un proceso de inspiración y creatividad mutuas para crear fragancias opcionales de género distintivas basadas en una miríada de inspiraciones. Cada perfume es una visión de la imaginación y el oficio de los talentos olfativos de vanguardia de la actualidad que saben cuán complejas, sensuales y revolucionarias deben ser las fragancias.

GLAMOUR

La colección Sarah Baker ofrece nueve perfumes únicos en una escultural botella de 50 ml diseñada por Sarah Baker. Su logotipo alegre y su tapa distintiva, que hacen referencia al color del puente Golden Gate, están inspiradas en San Francisco. Pero cada fragancia tiene un carácter singular, ya sea inspirada por el glamour de Audrey Hepburn y Cary Grant, la obra fundamental del cineasta surrealista francés Germaine Dulac o la escritura de Bret Easton-Ellis. Las botellas están empaquetadas en un cilindro de cartón sin blanquear con el logotipo con reflejos dorados.

A STAR IS BORN

Sarah Baker (fundadora) es una artista contemporánea cuyo trabajo a menudo ha interrogado, explorado y simplemente jugado con los mundos de la moda y las narrativas populares del glamour. El trabajo de la artista nacida en Estados Unidos, que reside desde hace mucho tiempo en Londres, se ha mostrado en instituciones respetadas a nivel internacional.
Sarah comenzó a desarrollar perfumes con el Institute for Art and Olfaction (Los Ángeles) en 2014 como un proyecto de arte contemporáneo. En 2016, estrenó sus dos primeras fragancias en el Hammer Museum (Los Ángeles): Leopard y Greek Keys, de la perfumista Ashley Eden Kessler. Sarah Baker, la marca de fragancias, ha cobrado vida propia, sin duda, obras de arte que al mismo tiempo se mantienen firmes en las grandes tradiciones de la mejor perfumería.