Este sitio web tiene ciertas restriucciones de navegación. Le recomendamos utilizar buscadores como: Edge, Chrome, Safari o Firefox.

RECIBE UN PERFUMERO JUSBOX EN COMPRA SUPERIOR A 6 MIL PESOS (2 A 8 DE AGOSTO)

THE HOUSE OF OUD LLEGA A MAISON PEONY PREVENTA EXCLUSIVA DEL 28 DE JULIO AL 10 DE AGOSTO

CAFÉ


El cafeto es una planta de la familia de las rubiáceas, originaria de Yemen y Etiopía, en la provincia de Kaffa, de donde se dice que deriva su nombre. Hay alrededor de 70 especies diferentes de árboles de café, pero solo dos de ellos se explotan comercialmente: Robusta y Arábica. 

Para crear una nota de café en una composición, los perfumistas pueden utilizar absoluto de café. Esta materia prima se obtiene extrayendo las semillas tostadas contenidas en el fruto mediante disolventes volátiles. 

Si bien sus facetas son siempre dulces y especiadas, el café se puede adornar con matices gourmand y aromas de chocolate. Su fragancia es redonda y almibarada, que recuerda al licor de café con notas de tabaco. También puede aportar un aspecto tostado a las fragancias.

Generalmente, sus aromas se encuentran en composiciones masculinas junto al tabaco y notas amaderadas o coriáceas. Pero el café también tiene lugar en fragancias florales para agregar profundidad y calidez. Además, combina a la perfección con los matices aromáticos y verdes.

El café va bien con notas florales, leñosas, de chypre o incluso de cuero y se puede encontrar en fragancias orientales con vainilla, ámbar o haba tonka. Es además un excelente fijador que profundiza los olores de las notas más volátiles.

CONOCE LAS FRAGANCIAS CON NOTAS DE CAFÉ